martes, 14 de octubre de 2014

Educar con disciplina positiva

Kathy hare Ilustration

La Disciplina Positiva es una metodología basada en la teoría de Alfred Adler y Rudolf Dreikurs. El Dr. Adler en 1920 introdujo la idea de educar a los padres para la crianza de los hijos y abogó por un mejor trato a los niños basado en el respeto mutuo. En sus investigaciones descubrió que los niños que no tenían límites o eran sobreprotegidos tenían problemas de comportamiento. Dreikurs y Adler se refieriron a este enfoque como crianza “democrática”.

En 1988, Jane Nelsen y Lynn Lott, adaptaron estos conocimientos a través de la serie de libros de Disciplina Positiva y empezaron a enseñar en clases experimentales, habilidades para padres y manejo en el salón de clase.

La Disciplina Positiva esta basada en los siguientes conceptos básicos (Adler, Dreikurs, Lott y Nelsen):

  • Igualdad social: todos merecemos un buen trato.
  • Interés social: (sentido de comunidad).
  • El comportamiento de los niños tiene un propósito: ser importantes y tener un sentido de pertenencia y conexión.
  • Detrás del comportamiento hay una creencia (de percepciones e interpretaciones).
  • Un niño que se porta mal es un niño desmotivado.
  • Los niños se portan bien, si se sienten bien.
  • Amabilidad y firmeza al mismo tiempo.
  • Respeto mutuo.
  • No es punitiva(castigo) ni permisiva.
  • Se basa en la solución de problemas.
  • Importancia de enseñar habilidades de vida a largo plazo.
  • Tener el valor se ser imperfecto y no sentirme mal por ello.



La recuperación de la autoridad para educar a los hijos es otra prioridad en la labor de los padres que desean aplicar la Disciplina Positiva.

No debe entenderse autoridad como autoritarismo. Se debe poder tener autoridad sobre los hijos basada en actitudes perseverantes, coherentes y no contradictorias. Normas básicas de disciplina positiva como el establecimiento de rutinas, no prometer cosas que no se puedan cumplir, aprender a decirles “No”, etc.. son de vital importancia para que se establezca una buena comunicación y un gran respeto mutuo.

Muchas gracias por leerme, un saludo.

Pepita Gominola

4 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo con tu post. Debemos aprender a decir no con firmeza pero con respeto. Para educar y para el día a día :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para los demás y no también a veces a nosotros mismos jeje ;)

      Eliminar
  2. unos consejos geniales =)

    qte parece si nos seguimos??? te espero en mi blog!

    http://thefantasticfashionworld.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, eres bienvenida!!! ;)

      Eliminar